lunes, 9 de julio de 2018

Anficos en salmorra


Conozco el Anficos o Alficoz desde pequeño. En mi familia era muy habitual probarlo en salmuera aunque al principio sobre todo de pequeño siempre me ha dado respeto porque el pepino no me ha sentado bien. No sé en que momento desapareció de mi casa, al igual que los pimientos verdes y los tomates en salmorra. Pero siempre ha estado en mi mente y en mi corazón. He de confesar que llevo queriendo realizar esta receta desde hace 4 años. Por estas fechas me he acercado al mercado y he comprado un par de anficos pero como se suele decir, por H o por B al final los he terminado usando para elaborar otra receta (el tzatziki), se ha comido tal cual o lo peor, se ha pudrido en la nevera cosa de la que no me enorgullezco en absoluto. Preparar esta receta es "relativamente" fácil, aunque como todo en la vida hay que saber un poco y ponerle mucho cariño. Este año sí que lo he elaborado, a mi estilo como todo lo que hago y creo que a mi familia les gustará, porque cuando cocino, suelo hacerlo para los demás. Vamos allá con la receta y a explicar un poco más de esta elaboración.


Ingredientes:
600 gr. de anficos
1 litro de agua
100 ml. de vinagre de manzana 
100 gr. de sal
Hojas de albahaca
Hojas de salvia
Tomillo o pebrella
Un limón


El Alficoz o Cucumis melo flexuosus es una cucurbitácea de la familia cucumis denominado en Valencia como Anficos y en otra regiones como alpicos, cohombropepino fino. Posee mucha más longitud que un pepino normal ya que puede alcanzar 1 metro de largo. Su piel es estriada y se puede comer sin necesidad de pelarlo. No es amargo como el pepino tradicional por lo que lo que es ideal para esas personas a los que ese amargor les resulta incómodo al comer. Necesita mucho sol por lo que el clima mediterráneo es idóneo para su cultivo.


Tiene especial relevancia la presencia de ácido ascórbico, así como pequeñas cantidades de vitamina B y C. También posee minerales como el hierro, fósforo, calcio, zinc, cloro, potasio y magnesio. Sus semillas está cargadas de aceites esenciales y es ideal para la toma en diversas dietas. Es refrescante y con un toque más dulzón. Su estacionalidad viene en paralelo con el melón piel de sapo tradicional, no olvidemos que es una cucurbitácea más.


Como he dicho en la introducción, he preparado la receta a mi manera. Los ingredientes tradicionales son hojas de garrofera, hojas de limonero tomillo, pebrella o tomillo. Yo he cambiado un poco los ingredientes porque tenía en mi casa recién cogidas hojas de salvia y albahaca. Le he añadido unas ramas de tomillo y trozos de limón que también lleva la receta tradicional. No he inventado nada, solo le he dado mi toque personal. 


Cortamos el pepino en trozos de uno o dos dedos de grosor. Yo no los he pelado y los he dejado con la piel que es muy fina.


Si queréis cortarlos más finos, lo podéis hacer. Cada uno lo hace a su gusto, pero a mi siempre me ha gustado del grosor que os he comentado antes.


En un bote vamos colocando trozos de anficos y agregamos las diferentes plantas aromáticas y trozos de limón.


Intentamos que estén bien apretados los trozos. Mientras en un bol preparamos la salmuera. Esto siempre va a gustos. Si te gusta más fuerte añade más cantidad de vinagre y sal o a la inversa. En el bol ponemos el agua y añadimos la sal hasta que se disuelva. Posteriormente agregamos el vinagre. Ni lo cocinamos ni nada. Tal cual.


Rellenamos el bote con la salmuera hasta que quede bien cubierta. 



Seguidamente cerramos el bote y dejamos que vaya fermentando. Ya lo tendremos cuando el color del anficos haya cambiado. Normalmente yo me espero un par de semanas puesto que el grosor que yo las preparo es grande. No he puesto hojas de garrofera (algarrobo) ni limonero por lo que en teoría debe quedar más blando de lo habitual. Tampoco he usado agua mineral, directamente del grifo, aunque si visitaros queréis, podréis usar agua mineral o de pozo si es que tenéis.

Comerlo como aperitivo o como solían hacer en casa con un plato de arroz, preferentemente meloso.

Ya me diréis como os sale.

Bon Profit!

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. El diccionario predictivo que me corrige. Es garrofera. Sí, algarrobo en castellano. Ya está rectificado.

      Eliminar
  2. Lo hice hace unas tres semanas con pepino normal, pimiento blanco y unas briznas de hierba de aceitunas que tengo plantada. El alficoz no lo encuentro yo aquí en La Plana Baixa. Está acertadísimo y muy apetitoso.
    Una pregunta: el limón se come también?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola,,,a m me encantan soy d la parte d Alicante y vivo hace muxo en tavernes d la valldigna, Valencia,,x aki n l conocen pero hay una fruteria-verduleria q los traen y m hinxo a comerlos!!!! Probare a hacerlos en salmorra!! Gracias x la receta!

    ResponderEliminar