lunes, 1 de mayo de 2017

Arròs de fava pelada


Llevaba cerca de año y medio queriendo elaborar esta receta. El arròs de fava pelada es típico de zonas como Jávea que es donde yo veraneo desde hace muchos años. La fava pelada es un producto que es difícil de encontrar en Valencia y que he conseguido en el Mercado Municipal de Jávea. Es el garrofó seco que no tiene piel y que se debe poner en agua para que se hidrate. Al no tener piel, su digestión es mucho mejor cuando la comemos. Cuando la cocemos empieza a expresarse y al final nos queda una elaboración espesa y con todo el sabor de la fava.

Hay muchas formas de elaborarlo, unos le ponen carne de cerdo y otros ternera. La receta que hoy os traigo me la dio un amigo de Jávea y es la que a día de hoy sigue elaborando. Sin carne, con ingredientes muy sencillos y económicos pero con un sabor increíble. Al menos a mi me ha gustado mucho y seguiré elaborándola mucho tiempo.


Ingredientes:
250 gr. de fava pelà
250 gr. de arroz bomba, albufera
170 gr. de tomate triturado
50 gr. de cebolla picada
1 diente de ajo picado
50 gr. de AOVE
1,5 litros de agua
0,3 litros para cocer al echar el arroz
Pimentón dulce
Sal


La fava pelada es uno de los ingredientes más característicos de la gastronomía de Xàbia. Encontrar esta legumbre sin piel y seca no es tarea fácil y en Valencia no la he conseguido encontrar. En el Mercado Municipal de Xàbia sí que es posible localizarla y preparar este plato que es sencillamente maravilloso.


Ponemos a remojo la noche anterior a elaborar el arroz la fava pelada.


Como veis, el haba casi triplica su tamaño al hidratarse.


En una olla ponemos el AOVE y cuando empiece a calentarse rehogamos las habas peladas.


Cortamos la cebolla muy finamente.


La añadimos a la olla hasta que comience a estar transparente. A continuación añadimos el ajo picado. Removemos bien.


Añadimos el pimentón dulce e inmediatamente el tomate triturado.


Dejamos que se rehogue bien.


Añadimos el agua y la sal. Cocinamos a fuego medio durante 45 minutos aproximadamente.


Cuando esté el haba reblandecida y comience a tener una consistencia un poco espesa, añadimos el arroz y el agua restante.


Cocinamos 15 minutos a fuego suave y removiendo para que no se pegue el fondo.


El arroz en los minutos finales, comenzará a espesarse mucho por la acción del haba y del almidón del arroz.


Transcurridos los 15 minutos, ya estará listo para emplatar.


Empatamos en caliente y disfrutamos de este plato de ingredientes sencillos, económicos pero con un sabor sensacional. En algunos lugares, como este arroz no suele pasarse por la cocción de la fava, se suele dejar para la noche y tomarlo a temperatura ambiente. Tradiciones que no deben dejarse jamás.

Bon Profit!

1 comentario:

  1. Me encanta el color, se ve precioso ;!! creo que lo huelo hasta aquí!!! Magnífico. Voy a ver si encuentro esa haba y lo hago. Lo tomaré calentito que me gusta más.
    Besos desde Almería

    ResponderEliminar