martes, 22 de octubre de 2013

Boniato rojo frito con all i oli de garam masala y mandarina


Los productos de otoño ya están llegando a los mercados y por lo tanto se empiezan a alojar en nuestras casas para nuestro disfrute. Es época de castañas, calabazas, membrillos, setas y uno de los que a mi más me gusta, el boniato o batata como se conoce en sudamérica. Los que yo utilizo son el boniato rojo y el dulce. Normalmente suelen usarse los dos en repostería, en Valencia es muy típico utilizar el blanco para hacer los pastelitos de boniato, una receta muy típica de aquí y que se suele consumir muchísimo en la época de Navidad.
Además, en Valencia es habitual encontrar en el puchero (cocido) un boniato en su elaboración, lo que le confiere un sabor especial. Hay una receta que tengo en mi blog, el puchero de pulpo, típico de la zona de Benissa en Alicante, donde en el caldo que se elabora, también se le añade un boniato. Pronto actualizaré la receta en de mi afán por recuperar los platos de la Gastronomía Valenciana.

La receta que os presento, es salada pero con mezcla dulce. Creo que realizar el boniato con ingredientes salados le confiere un toque buenísimo y para mi gusto lo que conseguimos es realzarle el sabor. Vamos a freírlo como luego os indicaré y lo acompañaremos con un all i oli sin huevo y con leche al que le hemos añadido zumo de mandarina y una mezcla de especias de la India que me gusta mucho y que es junto al curry, la más utilizada en su cocina, el famoso Garam Masala.

A continuación os dejo anotados los ingredientes y os explico como se hace este fácil plato, pero con una mezcla de sabores para mi, sorprendentes.


Ingredientes:
1 boniato rojo
Para el all i oli de Garam masala y Mandarina:
75 ml. de leche
200 ml. de aceite de girasol
1 diente de ajo pequeño
Zumo de mandarina
1/2 cucharadita de Garam Masala 
Sal

Vamos allá con su elaboración.


En un vaso de turmix ponemos la leche, el ajo y el aceite.


A continuación agregamos el garam masala.


Añadimos el zumo de 1/2 mandarina. Con la mitad tendremos más que suficiente.


Batimos con el turmix y así, obtendremos esta emulsión que reservamos en nevera.


Seguidamente pelamos el boniato y le quitamos toda la piel y ramificaciones que pudiera tener.


Lo cortamos en trozos y en una sartén con aceite de oliva, lo confitamos a fuego lento. Vigilamos que no se rompa ya que es más delicado que la patata. Una vez confitado, aumentamos la temperatura y le damos un tono dorado teniendo cuidado que no se queme por el exceso de azúcares que posee. Escurrimos el exceso de aceite con papel de cocina.


Servimos en un bol donde colocamos el boniato frito, al que le añadimos unas escamas de sal y por encima el all i oli a gusto de cada uno.


Espero que sea de vuestro agrado. Lo que sí que os puedo decir, es que posee un sabor muy especial que no os dejará indiferente. Si lo queréis disfrutar al máximo, acompañarlo con una copa de cava brut rosado. Simplemente espectacular. Bon profit!

5 comentarios:

  1. Querido Ximo, flipo!!!! aqui no hay boniatos, pero se que existen, jeje, ahora cuentáme ¿como se te ocurre un alioli con mandarina y garam masala..? eres un super chef...me encantas, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que raro que por donde vives no haya boniatos. Pensaba que estaban por toda España. Se me ocurren cosas diferentes y de vez en cuando me gusta hacerlas. Un besote muy grande.

      Eliminar
  2. Vengo del face a través de Marga y me quedo por aquí. Soy paisana y ver nuestras típicas recetas, me encanta. Me paso con más tiempo y menos tarde. Una receta de 10. Bona nit!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa. Aquí tienes mi blog para lo que necesites como te he comentado en la otra entrada. Un beso.

      Eliminar