lunes, 17 de noviembre de 2014

Arroz de pollo de corral con Garrofón, Tavella y Setas


En Valencia hay dos ingredientes que son "básicos" a la hora de realizar nuestra paella. Son el garrofón y la tavella. Por ese motivo y como estamos ya bien adentrados en época otoñal y este año su recolección ha sido más tardía y estamos a punto de que termine la temporada, las he preparado junto a un arroz con pollo de corral y setas (en este caso Portobello). Una receta que vendrá muy bien para combatir el frío que ahora sí que parece que poco a poco va llegando hasta nuestras ciudades sin remisión.



La tavella es una alubia pequeña y muy cremosa que como os he dicho es típica de Valencia. Yo la he podido conseguir fresca todavía, pero la podéis sustituir por otro tipo de alubia que podáis encontrar en vuestras tierras.


El garrofón es una alubia más grande que la tavella y es un emblema de la cocina valenciana. Fundamental en cualquier paella valenciana que se precie.


Ingredientes para el fondo:
Carcasa del pollo de corral sin usar
1 zanahoria
1 cebolla
Romero y tomillo en rama
Un poco de oporto

Ingredientes para el arroz:
1/2 pollo de corral troceado
350 gr. de arroz bomba o Sénia
50 gr. de tavella
50 gr. de garrofón
3 ajetes tiernos
100 gr. de setas portobello
1 tomate rallado
Pimientón dulce
AOVE
Sal


Troceamos el pollo, reservando el espinazo y huesos que no vayamos a usar para el arroz y preparamos un fondo.


Doramos los huesos con AOVE, pero sin quemarlos. 


Agregamos las verduras troceadas y las doramos un poco. Vertemos un poco de vino tipo oporto, añadimos el romero y tomillo y cubrimos de agua.


Dejamos hervir una hora aproximadamente. Espumamos de vez en cuando para quitarle las impurezas. Reservamos


Picamos finamente las setas portobello y las reservamos.


Doramos con AOVE el pollo troceado. 


Agregamos los ajetes tiernos, cortados finamente. Rehogamos dos o tres minutos a fuego moderado.


Añadimos un poco de pimentón e inmediatamente el tomate rallado.


Vertemos el caldo que habremos colado hasta cubrir bien la carne.


Añadimos las setas cortadas, el garrofón y la tavella. rectificamos de sal.


Dejamos cocer unos 35 o 40 minutos. 


Agregamos el arroz y dejamos cocer unos 15 minutos. Los primeros 6 minutos a fuego moderado-alto y los siguientes a fuego medio. Comprobaremos que no se quede sin caldo. Debe quedar meloso.


Podemos remover de vez en cuando para evitar que se pegue en el fondo. Yo soy de los que opina que este tipo de arroces se pueden remover.


Servimos en los platos una vez haya terminado el tiempo y podemos dejar reposar un par de minutos antes de comer. Esto es por dos motivos. El arroz reposado está más bueno si no está caliente del todo y nutricionalmente, los arroces calientes en exceso, son de digestión más compleja en nuestros intestinos. Como veréis, es una receta fácil y con un sabor extraordinario. 

Bon Profit!

2 comentarios:

  1. Me ha gustado lo de la carcasa de pollo sin usar. Este es uno de los arroces que sin ser paella se come con el mismo entusiasmo. Gracias por la idea.

    ResponderEliminar
  2. un arroz completíiiiisimo, con verduritas, garrofon, y tavella, ésta última no la conocía, seguramente fuera de Valencia no la encontraremos, pero bueno, habrá que buscarla.
    besos,

    ResponderEliminar