jueves, 22 de noviembre de 2012

Arroz meloso de costillas, níscalos y alcachofas


Nos encontramos en temporada de setas, hay que aprovecharlas para cocinarlas de cualquier manera. Y como no podía ser de otra forma, siendo valenciano, os he preparado un arroz meloso "para quitar el sentío". Sencillo de hacer y que mezcla una serie de sabores que os dejarán realmente satisfechos. 
Además, estamos en época de otoño y cerca del invierno y apetecen estos platos que nos hacen revivir en un día frío y desapacible, tanto al cocinarlos como al disfrutarlos.


Ingredientes:
500 gr. de costillas de cerdo
250 gr. de níscalos
2 alcachofas
300 gr. de arroz
1 diente de ajo grande
1/2 cucharadita de pimentón
Unas hebras de azafrán
Aceite de oliva virgen extra
1,5 litros de agua
Sal


Quitamos las capas duras de la alcachofa y limpiamos la parte central llena de pelillos y cortamos en trocitos pequeños, colocándolas en un cuenco con agua y perejil para que que no se ennegrezcan.


Limpiamos bien las setas con ayudas de un pincel evitando que entren en contacto con agua para que no pierdan todo su aroma. Las troceamos.



Sofreímos las setas unos instantes y las reservamos.



Repetimos la misma operación con las alcachofas.


A continuación sofreímos las costillas y las dejamos que se doren o caramelicen bien.


Una vez bien dorados añadimos los ajos y rehogamos unos instantes pero sin llegar a que se doren.


Agregamos la 1/2 cucharadita de pimentón dulce sin que llegue a quemarse.



Rápidamente añadimos el tomate y dejamos que se sofría bien.


Vertemos el agua y añadimos las hebras de azafrán. Dejamos cocer una hora aproximadamente o hasta que comprobemos que la carne está tierna. Cuando falten unos diez minutos para el final de la cocción añadimos las setas y las alcachofas reservadas y rectificamos de sal.


Transcurrido el tiempo añadimos el arroz y cocinamos unos 15 minutos aproximadamente. Los 6-7 minutos primeros a fuego fuerte y el resto a fuego suave bajo. Si lo queremos más caldoso, lo que haremos es taparlo para que no se evapore tanto líquido de la cocción.



Ya tenemos listo para comer el arroz, déjalo enfriar si lo deseas unos minutos antes de probarlo.
Si quieres puedes sustituir los níscalos por otra seta, unas trompetas de la muerte, unos boletus o incluso unos rebozuelos. Creo que cualquier tipo que usemos le dará un sabor enorme. Espero que os guste la receta, a mi francamente, los arroces melosos son mis favoritos, pero para gustos sabores. ¡Buen provecho!

6 comentarios:

  1. Halaaaaaaaaaaaaaaaa Fent!! este también me encanta!! con niscalos!! que superrico!! hoy de nuevo me apunto a comer en tu casa!:-P

    Jolín nosotros este año aun no logramos coger unos niscalos decentes en el mercado... a este paso no los catamos...

    Asi que para que las alcachofas no se ennegrezcan hay que poner las en agua con perejil... mira tu una cosa mas que aprendo hoy...

    AH!!a mi también me chiflan los arroces melosos!!

    Besitos de pimiento!! MUA!

    ResponderEliminar
  2. Este arroz con los níscalos y los jugos de la carne tiene que ser un plato maravilloso, hay que hacerlo rápidamente ahora que los hay en el mercado.. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Ximo, como sabes me encantan los arroces este con níscalos tiene que estar de vicio, a ver si tengo suerte con las setas por que por aquí no hay quien las encuentre ni en el mercado. Bezitos.!!

    ResponderEliminar
  4. Toma ya ! Pedazo arrocito te has marcado...pero ahora me asalta una duda...ya no sé si prefiero este o el arroz al horno!!! Ainsss....y ahora qué hacemos???

    ResponderEliminar
  5. Y la.cantidad de agua??? Y el.momento echar el arroz??? Falta

    ResponderEliminar
  6. Mañana lo hago csin alcachofas, ya te contare como queda!

    ResponderEliminar